h1

El origen de los zapatos con punteras largas. Por; Patricia Aparicio

29 junio 2009

El origen de los zapatos con punteras largas y afiladas —que no son exclusivos de los famosos Manolos en Manhattan— se remonta a los miembros de la nobleza polaca

Estos llevaban zapatos de larguísimas punteras puntiagudas en los años 1300. Ellos los llamaban crackowes o poulaines en honor a la ciudad de Kraków (Cracovia), donde se comenzaron a usar antes de que en Inglaterra los nobles quedaran fascinados con ellos. Lo más curioso es que en Inglaterra, en 1363, el largo de la puntera del zapato determinaba la importancia social de quien lo llevaba, y solo se permitía que los muy importantes llevaran zapatos de hasta 60 cm. (2 pies) de largo, mientras que los ciudadanos comunes solo podían llevar zapatos con una puntera muy pequeña. Es curioso que muchas veces había que usar una cadena de la punta del zapato a la rodilla, para facilitar el caminar con ellos sin arrastrarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: